Traductor (lee mi blog en tu idioma)

lunes, 10 de octubre de 2016

Mi patio se convierte en jardín


Queridas amigas, después de muchísimo tiempo de no dar señales de vida vuelvo a retomar la actividad en mi blog con un gran proyecto.
Tengo que contaros que mi patio, mi querido patio ya no es mío, nos hemos mudado de un piso a una casa, del interior a la playa y hasta de provincia. Ahora mi patio es mi jardín. Un jardín antiguo, dejado y abandonado, que me plantea todo un reto, reto que quisiera compartir con todas vosotras.

Me propongo ir ilustrando y explicando desde el principio los cambios y proyectos que se vayan llevando a cabo.
Es un verdadero reto, porque todo lo vamos a hacer nosotros.

Conseguí traerme parte de mis plantas, gracias a la colaboración de mi amiga Elena Coloma que se prestó a hacer de transportista de plantas y a mi amiga Ana Lope que me hizo de casa de acogida plantífera hasta que nos instalamos en mi casa.
Han padecido bastante porque tanto trajín y tanto de aquí para allá y la pérdida del riego por goteo las ha afectado a lo grande, pero no he perdido nada.
Lo fundamental eran los rosales y algunas plantas que por venir de amigas muy queridas no me resignaba a perder, el resto, toda la estructura del patio se ha quedado allí, en otra etapa, en otra vida......

El cuerpo principal del jardín delantero se divide por un camino que lleva al porche de la casa, acristalado, en cada una de las dos zonas hay una gran palmera que se convierten en las protagonistas del jardín.










A la izquierda está entrada para vehiculos con un camino que lleva al garaje y hay dos arriates a ambos lados, como se puede ver en de la izquierda hay una gran araucaria glauca y detrás de esta un granado y un ave del paraiso muy grande.





En la parte delantera a la derecha pegadas a la valla hay estas dos grandes Adelfas, muy comunes aquí.










El cesped está totalmente muerto al fondo de la parte derecha está ese gran arbusto.






El lateral derecho estaba invadido de agaves de distintos tipos y de una cyca enorme toda llena de hijuelos en la base, al fondo hay un enorme limpiatubos.





De momento nos vamos a quedar aquí, en una próxima entrada os enseñaré la limpieza a la que hemos sometido todo el terreno y los cambios próximos que tenemos en mente.

Espero que compartáis conmigo opiniones y experiencias que sin duda me servirán de mucho.
Me alegro de rencontraros.

Un saludo cariñoso.

3 comentarios:

Ana Gomez dijo...

Hola querida Rocio,enhorabuena por esta nueva etapa en tu vida, yo también cambie de piso a casa y también me vine de la ciudad al pueblo, tienes un jardin muy bonito y verás que lindo lo dejas, hasta pronto!!!

Monica dijo...

Felicidades, Rocio. Qué hermosura de jardín! Con tu mano eso se va a convertir en un espacio precioso. Qué ganas tengo de ver los progresos!!!
Un abrazo

Rocío dijo...

Gracias Ana, interaremos que así sea, que el paso de la ciudad a la playa sea para bien y que mi jardín me de las mismas satisfaciones, al menos que me proporcionó "mi querido patio".

Mónica, gracias por tus elogios, verás los progresos, pero dudo que lo pasemos tan bien como lo pasamos arreglando mi antiguo patio, ¡¡que tiempos aquellos!!

Fuchsias en Otoño 2001